Ambiente Preparado: las habitaciones

Hola, hola.

Terminamos con la serie de Ambiente Preparado… o no. Estad pendientes.

Hoy vengo con el primer ambiente que solemos preparar todos, incluso antes de que les tengamos en nuestros brazos. La habitación.

En nuestro piso tenemos tres habitaciones: la habitación familiar, la habitación-despacho y la habitación «Montessori». Esos son los nombre que usamos para nuestras habitaciones.

  • Habitación familiar
Alguien se lo pasó muy bien con las fotos jeje

En la habitación familiar tenemos dos camas: una de 160 con canapé y otra de 70. Las dos son de Ikea. Podría deciros que en la grande dormimos los adultos y Vega y en la pequeña Manu pero lo cierto es que no es así siempre. A veces, Manu duerme en la grande, otras Vega y otra los adultos; el miércoles me tocó a mí, y dormí de maravilla: el poco fresquete que entraba me daba a mí, no tenía el calor de los demás a mi lado, vamos, en la gloria. ¿Sabéis quién es la persona que no hay quien la saque de la cama grande? La jefaza, los que la conocéis sabéis lo claras que tiene y deja las cosas XD.

La cama pequeña es la Sniglar de Ikea, mide 160 de largo y 70 de ancho. Trae una barrera de seguridad también de madera, y el somier de láminas. Lo que más me gusta de ella es el precio, 39€.

  • Habitación Montessori
Aquí estaba ordenada, a falta de retirar cosas de arriba

Con la foto creo que queda claro por qué llamamos así a esta habitación. Como veis tenemos dos estanterías Hejne (las estrechas de 31cm de ancho) donde tenemos bastantes materiales Montessori.

En esta habitación tenemos la cama Kura, también de Ikea. A nosotros nos hace bastante servicio, ya que mi familia no vive en Alcalá y cuando vienen, suelen quedarse unos días. Por eso tenemos esta cama.

Si tuviera que elegirla sin ese handicap, no la elegiría. Es muy grande (mide 90cm de ancho y 2 metros de largo) y en la primera habitación que estuvo se comía prácticamente la habitación entera. Cuando son más mayores, hay otras opciones mejores y ahora, me gusta más una cama pequeña que les deje más espacio para trabajar en la habitación.

Esta es la habitación donde la teníamos antes y que nos la llenaba prácticamente entera. La habitación donde está actualmente es más grande y queda mejor. Esta habitación ahora está ocupada por un sofá y una improvisada mesa de despacho.

En esta habitación también tenemos una mesa pequeña para que trabajen, un sillón pequeño (el poäng para niños) y una casita de tela. Esta última no está casi nunca, cuando se acuerdan la vuelven a sacar y cuando vemos que ya no la hacen caso, la volvemos a guardar. También da vueltas por la casa jajaja.

A continuación de la cama tenemos nuestra mesa de observación, que tengo previsto hablaros de ella muy pronto, ya tengo la entrada casi terminada. Debajo tenemos algunos materiales con los que está trabajando Manu ahora mismo. Y la casa de los playmobils, que Vega la lleva a cualquier sitio XD.

Por último tenemos su armario, que tiene dos cajoneras, una para cada uno. Ahí tenemos toda su ropa, a excepción de los abrigos, que suelen estar en la entrada. También tiene una barra, como la que traen todos los armarios. Ahí solemos tener ropa puntual: abrigos más de vestir, algún vestido de «pitiminí» (Vega los odia) y ropa o abrigos que se les quedan pequeños o les quedan grandes.

Aquí veis cómo tenemos ordenados los cajones

Y las estanterías Montessori, que ahora mismo están en proceso de remodelación jajaja. Estamos haciéndonos con alguno más acorde a lo que yo voy observando en los dos y estamos reubicando espacios. Si queréis otro día os lo enseño detenidamente.

Totalmente en proceso de remodelación XD

Aquí os dejo cómo teníamos la cama al principio con Manu. Él muy muy poquitas veces se echaba la siesta, así que recurrimos a lo más low cost: colchón al suelo y listo. Si fuera hoy, lo volvería a hacer. Le pusimos una estantería Kallax, el cuadro pintado por su tía, unas luces de colores pastel y un tul con estrellas de su primer cumpleaños. A continuación de la cama le pusimos el cambiador, que ya casi no usábamos nosotros, a él le encantaba esconderse en la balda de abajo.

Y para rebajar cualquier expectativa, os dejo la foto de lo que ha supuesto ordenar todo el armario y la cantiadad exagerada de ropa que tenían, en esa foto aparece 1/4 de la ropa que sacamos, sin exagerar nada.

Espero que os guste y os sirva.

Un abrazo,

Alba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *