Ambiente preparado: el salón y la entrada

Hola, hola.

Tercera entrada sobre el Ambiente Preparado. Esto ha cogido ritmo.

Hoy os muestro cómo tenemos nosotros el salón. Como os dije en las entradas anteriores, sé que no es perfecto, sí sé que es dinámico, que lo vamos adaptando a las necesidades que vamos teniendo todos.

Veréis que hay fotos donde sale un sillón a un lado del salón y otras donde sale el mismo sillón al lado de enfrente. Lo que os hablaba del dinamismo. Durante el confinamiento hemos pasado muchas horas delante de la pantalla en la mesa del salón. El sillón nos tapaba la visión del resto del salón y no podíamos atender a los niños ni siquiera con un mínimo, ¡es que ni siquiera les estábamos viendo! Así que cambiamos el sofá, que dio mil vueltas jajaja hasta que dimos con el sitio.

Haciendo las fotos me he dado cuenta que esa distribución ya no es necesaria y que los niños tienen que estar sacando las cosas de la estantería y llevándolas a la vuelta del sofá, y hay veces que ni siquiera y terminan jugando detrás del sofá. Solución: sofá de vuelta a su sitio original

Y esto es ir haciendo un ambiente preparado: ensayo-error. Y todo en esta vida, si no hacemos no podemos llegar a soluciones. Esto último me lo estoy trabajando mucho últimamente.

  • La entrada

Esto es lo que se ve en nuestra casa nada más entrar. Tenemos un perchero para los peques donde cuelgan sus abrigos y sus mochilas. El resto de las mochilas y las cosas para salir al parque lo tenemos a la vuelta en una estantería. A la izquierda hay un cubo: durante el confinamiento, el que salía a la calle (mi marido principalmente) dejaba su ropa ahí nada más entrar. Esa ropa era lavada y desinfectada. Ahora lo quieren utilizar los peques para guardar las pelotas jiji. Eso es lo que tiene el ambiente preparado: que ellos también apontan ideas, obviamente, ¡es su casa!

A la derecha tenemos una estantería-columna. En el cesto de arriba es donde dejamos paraguas, cremas solares (el año pasado tuvimos que comprar dos porque perdimos una y no la encontrábamos), alcohol de manos, gafas de sol… lo que usamos para salir en el día a día. También tenemos ahí las cosas de sacar a la perra y de su aseo. Debajo, los zapatos de todos. Vega a veces tiene una banqueta, que por no tenerla duplicada, es la que lleva y trae al baño. Bueno, al baño, al salón y por toda la casa jajaja.

  • El zapatero

En el zapatero tenemos todos los zapatos de unos y de otros, así tenemos todo en el mismo sitio y mantenemos nuestra premisa de no acumular más de lo que necesitamos/usamos. Los niños lo tienen en la parte de abajo y nosotros en el de arriba.

En la parte de arriba del zapatero tenemos un árbol musical, velas, incienso, un hadita y un letrero para cuando tenemos un día estresante de trabajo. Encima tenemos la lámina preciosa de mi amiga Bei de su curso Educar en Positivo. Gracias a ella conocí la DP y me hice educadora yo también. Y al lado un cuadrito que compramos en el mercado medieval de aquí. Si no lo conocéis, animaros, se celebra en octubre. No creo que vuelva como antes pero seguro que sigue mereciendo la pena

  • La estantería de la calle

Como os he dicho, en el mueble de la vuelta guardamos las cositas del parque (pelotas, cubos, palas, etc) y las mochilas.

  • Juguetes

He preferido ponerlo en un solo bloque porque los juguetes lo tenemos distribuidos en dos sitios. Por un lado, en la estantería del fondo del salón, y, por otro, en el mueble del salón.

En la foto de la izquierda están los juguetes de construcción, coches y cocinitas: la máquina registradora, el menaje y las comiditas. Falta poner a todo las imágenes para que vean y lean donde va cada cosa.

En la foto de la derecha están los playmobil, los pinypon, círculos de madera insertables, los «pinchitos» de colores, el geomag y el maletín de médicos. Encima de los juguetes tenemos instrumentos musicales, cuentos y películas. A la izquierda tenemos una colchoneta para que den volteretas, salten o lo que necesiten. Es el antiguo colchón de la cuna de viaje.

  • Creatividad

Para la creatividad tenemos el carro de manualidades, donde tenemos todo lo que solemos necesitar. Los materiales «diógenes» (cartón, envases, etc) los almacenamos en el tendedero de la cocina.

También tenemos un cajón en el mueble del salón donde guardamos todos los cuadernos, pinturas y estuches que utilizamos. Y también tenemos algunos instrumentos: flauta, teclado (queremos ponerle un pie para tenerlo siempre disponible), xilófono, maracas.

  • Juegos de mesa

Tenemos unos cuantos juegos de mesa, que vamos ampliando poco a poco según vamos viendo gustos de los peques. Los tenemos en una estantería con los muñecos debajo. Ahora hemos incorporado una bandolera y una mochila para bebés preciosas, las hace mi amiga Flor de Maternidad a flor de piel. Os enlazo su Instagram y os dejo su web aquí, que ahora la está poniendo bonita.

  • Libros

Lo de los libros en esta casa es de otro mundo jajaja puedo poneros fotos de dos estantes que tenemos con libros. Nos quedaron muy chulas pero es cierto que usamos esas, y una estantería, y otra estantería, y el sinfonier que hay en el dormitorio, y cualquier mesa, y el suelo XD. Aquí hay libros por cualquier parte.

  • Trabajo

Tenemos una mesa enooorme (mide 1,75 cerrada), la mesa Lätt de ikea, que es también mesa de la luz, con sus dos sillas, y luego también trabajamos por el suelo, por los sofás, o por donde sea. No somos de estar estáticos en una silla, ninguno.

Y eso es todo.

Espero que os guste. Si queréis ver algo más concreto, decidme.

Un abrazo,

Alba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *